Viernes, 21 Junio 2019 15:07

Ciruelo

La ciruela es un árbol frutal que, en algunas especies, alcanza entre 6 y 10 metros de altura. Sus hojas son oblongas, aserradas, de color verde, lisas por el haz y pubescentes por el envés.

El tronco es de corteza pardo-azulada, brillante, lisa o agrietada longitudinalmente. Produce ramas alternas, pequeñas, delgadas, unas veces lisas, glabras y otras pubescentes y vellosas. Sus raíces son largas, fuertes, plegables, tortuosas, poco ramificadas y poco profundas, que emiten con frecuencia vástagos.

Las flores, Aparecen en pequeños ramos cortos de un año de edad. Son blancas, solitarias, con pedúnculos más cortos que los de las flores del cerezo, pubescentes, aplastados y con pequeñas yemas de escamas ásperas.

Es uno de los frutales más rústicos y fáciles de cultivar. Resiste bien las bajas temperaturas. Dado lo temprano de su floración, en algunas exposiciones puede sufrir con las heladas primaverales; sin embargo, las flores son bastante resistentes a la misma.

Prefiere los climas templados, pero se desarrolla bien en climas relativamente fríos, con tal de cultivarlo en sitios bien abrigados.

Sufre la escasez hídrica en verano. Los frutos y las ramas finas son sensibles a los vientos.

Publicado en Frutales